MANTENCIÓN DE UN BONSÁI

La adquisición de una de estas plantas permitirá a UD. Hacerse de una entretención por el resto de su vida, con el agregado que mientras más tiempo lo tenga en su poder la obra será hermosa, mejor terminada y por lo tanto más valiosa al irse perfeccionando. Sin embargo, para que adquiera mayor belleza es indispensable respetar las siguientes condiciones:

En primer lugar, hay que tener presente que no es una planta de interior, por lo tanto debe permanecer en un lugar cerrado el menor tiempo posible.

El riego debe ser diario en la época de crecimiento, cuando empieza la brotación de yemas y posterior brotación en primavera-verano. A veces en verano en días muy calurosos, vale decir cuando la temperatura supera los 30°C, puede ser necesario regar dos veces en el día, en la mañana y en la tarde. En invierno puede bastar con uno o dos riegos a la semana deben ser a mediodía. Pero en ausencia de lluvia es necesario hacerlo cada dos días dependiendo de la temperatura invernal, lo importa es evitar que la tierra se seque.

El Bonsai necesita del sol y del aire, esto ayuda a prevenir las enfermedades. Sin embargo desde octubre a marzo debe protegerse del sol, especialmente en las horas de mayor calor, pero nunca colocarlo en la sombra de forma permanente. Lo ideal es bajo un sombreado, como una malla de plástico negro que filtre el sol para que no se caliente el macetero ni se sobreexpongan las hojas.

Siempre deben despuntarse los brotes que parezcan más vigorosos y que desproporcionen el equilibrio  general del árbol. Esto es especialmente importante en la primavera, en que el crecimiento es más fuerte.

Deben eliminarse las yemas que brotan del tronco o en la base de una rama ya formada.

Durante los meses de invierno debe podarse y a veces cambiar la tierra.

La aplicación de fertilizante para Bonsai debe hacerse en primavera y verano.

Los Bonsai que florecen: como azaleas, manzanos, ciruelos, etc. Deben podarse una vez florecido y hayan perdido la flor.

No colocarlo en el suelo. Deben colocarse en una altura de 70 a 90 cm. sobre una mesa o pedestal para apreciar mejor y evitar daños físicos.

Es favorable para la mejor mantención del Bonsai, ser regado con agua decantada (con un día de reposo) y con regadera de lluvia suave para evitar erosión y la pérdida de suelo granulado. No colocar  platos ni bandejas bajo el macetero, si se hace, colocar soportes para que el agua dentro del recipiente no llegue al macetero. Además, ocasionalmente rociar el follaje para quitar el polvo de las hojas, deberá realizarse en la mañana.

El Jardín Kyoto presta servicios de guardería y periodos de recuperación. También participamos en un club de Bonsai en que nos reunimos con otros aficionados los primeros sábados de cada mes.

Contamos con implementos para la práctica de este arte, tales como tierra granulada, herramientas, pre-Bonsai, macetas, regaderas y fertilizantes.